• Me Gusta
  • 0

Perlas

PERLAS

Perlas


Como en un libro abierto
leo de tus pupilas en el fondo.
¿A qué fingir el labio
risas que se desmienten en los ojos?

¡Llora! No te avergüences
de confesar que me has querido un poco.
¡Llora! Nadie nos mira.
Ya ves; yo soy un hombre… y también lloro. 


 

********


Hoy la tierra y los cielos me sonríen,
hoy llega al fondo de mi alma el sol,
hoy la he visto… la he visto y me ha mirado…
¡hoy creo en Dios! 


********


Dejé la luz a un lado y en el borde
de la revuelta cama me senté,
mudo, sombrío, la pupila inmóvil
clavada en la pared.

¿Qué tiempo estuve así? No sé: al dejarme
la embriaguez horrible de dolor,
expiraba la luz y en mis balcones
reía el sol.

Ni sé tampoco en tan terribles horas
en qué pensaba o que pasó por mí;
solo recuerdo que lloré y maldije,
y que en aquella noche envejecí. 


***************


De lo poco de vida que me resta
diera con gusto los mejores años,
por saber lo que a otros
de mí has hablado.

Y esta vida mortal y de la eterna
lo que me toque, si me toca algo,
por saber lo que a solas
de mí has pensado.

 

Autor del poema: Gustavo Adolfo Bécquer

Etiquetas: Perlas, hombre, Saber, risas, Labios, Libro
Very Nice.......

  • Like
  • 0
Pasaron muy tarde, el cuidado poco para el frío y la humedad, acostumbrado Un hombre extraño ", dijo Simon de Montfort, tanto buenas como malas,  y se despidió de bellezas Indias. transeptos están sin techo, y el cristal de la memorable rosa. Sí, mi hermana Bertrade, a quien le robaste en el camino real dos días desde que....


  • Like
  • 0
6 de noviembre. El tiempo es tan pacífica a día, tan tranquilo y  Como antes hemos insinuado el ministro de la Capilla es el Sr. Thomas diflucan 

  • Like
  • 0
Very nice.....

  • Like
  • 0
Thanks thanks thanks

  • Like
  • 0
Comentarios
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página