Ordenar:

Duérmete, niñito mío, que tu madre no está en casa; que se la llevó la Virgen de compañera a su casa......
1 282 0
I Un bello niño de junco, anchos hombros, fino talle,...
1 743 0
Se ven desde las barandas, por el monte, monte, monte, mulos y sombras de mulos cargados de girasoles....
1 245 0
Coches cerrados llegaban a las orillas de juncos donde las ondas alisan romano torso desnudo. Coches que el...
1 479 0
Buscaba Magdalena pecadora un hombre, y Dios halló sus pies, y en ellos perdón, que más la fe que los cabellos ata sus...
1 260 0
Cuando miro el azul horizonte perderse a lo lejos, al través de una gasa de polvo dorado e inquieto, me parece posible...
1 877 0
84 Encaneció las ondas con espuma Argos, primera nave, y sin temellas osó tocar la gavia las estrellas, y hasta el...
1 127 0
De pechos sobre una torre que la mar combate y cerca, mirando las fuertes naves que se van a Inglaterra,...
2 466 0
No, no me basta, no. Ni ese azul en delirio celeste sobre mí, cúspide de lo azul. Ni esa reiteración cantante de la ola,...
1 721 0
Estaba María santa Contemplando las grandezas ...
2 536 0
Cuando los ojos a la vida abría, al comenzar mi terrenal carrera, la hermosa luz que vi por vez primera fue la luz de...
4 038 0
Es la mujer del hombre lo más bueno, y locura decir que lo más malo, su vida suele ser y su regalo, su muerte suele ser...
2 424 0