Ordenar artículos por: Fecha | Calificación | Lecturas | Comentarios | Título
Los indolentes

Los indolentes

¡Bah! pese a los destinos celosos,  muramos juntos, ¿Quiere usted?  La proposición es rara. Lo raro es lo bueno. Así, pues, muramos  como en los De camerones. 
  • Like
  • 0
Llueve en mi corazón

Llueve en mi corazón

Llueve en mi corazón Como llueve en la ciudad; ¿Qué es esta languidez Que penetra mi corazón? ¡Oh dulce ruido de la lluvia Por tierra y en los techos! Para un corazón que se aburre, ¡Oh
  • Like
  • 1
Efecto nocturno

Efecto nocturno

La noche. La lluvia. Un cielo incoloro que desgarra  De flechas y de torres a plena luz la silueta  De una ciudad gótica apagada en la gris lejanía. La llanura. Un patíbulo lleno de flacos
  • Like
  • 2