Yo me muero de amor, que no sabía,
aunque diestro en amar cosas del suelo,
que no pensaba yo que amor del cielo
con tal rigor las almas encendía.

Si llama la moral filosofía
deseo de hermosura a amor, recelo
que con mayores ansias me desvelo
cuanto es más alta la belleza mía.

Amé en la tierra vil, ¡qué necio amante!
¡Oh luz del alma, habiendo de buscaros,
qué tiempo que perdí como ignorante!

Mas yo os prometo agora de pagaros
con mil siglos de amor cualquiera instante
que por amarme a mí dejé de amaros.

Compartir
Mundo Poetico

Hola, mi nombre es Alexander, Webmaster, amante del mundo de la informática, tecnología y de todo lo relacionado con ella... Empece este sitio, buscando la manera de compartir, tutoriales en linea, videotutoriales, aprendizajes, cursos online, entre otros... En pocas palabras información útil y veraz...Leer mas...