» » A un hombre de gran nariz

A un hombre de gran nariz

A un hombre de gran nariz
 

A un hombre de gran nariz

Érase un hombre a una nariz pegado, 
Érase una nariz superlativa, 
Érase una alquitara medio viva, 
Érase un peje espada mal barbado; 

Era un reloj de sol mal encarado. 
Érase un elefante boca arriba, 
Érase una nariz sayón y escriba, 
Un Ovidio Nasón mal narigado. 

Érase el espolón de una galera, 
Érase una pirámide de Egito, 
Los doce tribus de narices era; 

Érase un naricísimo infinito, 
Frisón archinariz, caratulera, 
Sabañón garrafal morado y frito.

Autor del poema: Francisco de Quevedo
Principal / Poesia / Francisco de Quevedo / Poema De Amistad
Etiquetas hombre espada infinito

Noticias Relacionadas

Comentarios

Estimado visitante, llegó al sitio como usuario no registrado.
Le recomendamos que se regístrese o que inicie sesión...
Información

Estamos mejorando el servicio...

Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página


Mundo Poético >>> Literatura, poesía y cultura...

Ultimos Poemas

Mundo Poetico

Mundo Poetico portal web de entretenimiento donde encontraras Los mejores poemas, poesías, odas, cultura y literatura de las grandes mentes maestras de todos los tiempos...

J.A.M.A., Editor