• Me Gusta
  • 2

¡Oh, terremoto mental!

¡Oh, terremoto mental!
¡Oh, terremoto mental!
Yo sentí un día en mi cráneo
como el caer subitáneo
de una Babel de cristal.

De Pascal miré el abismo,
y vi lo que pudo ver
cuando sintió Baudelaire
el ala del idiotismo.

Hay, no obstante, que ser fuerte;
pasar todo precipicio
y ser vencedor del Vicio
de la Locura y la Muerte.
 
Autor del poema: Rubén Darío
Comentarios
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página