Romance de la niña inocente

01-23
No me la mostréis vestida
que yo la miré desnuda.
Su propia piel la ceñía
veste a su propia hermosura.
Y era de armiño su cuello
que en red de venas se azula.
Y era el sostén de sus senos
su sola forma alta y dura.
Y para el seno por joyas
los corales de sus puntas.
Y el banco raso del torso
bajando hasta la negrura
del terciopelo que al sexo
a un tiempo exhibe y oculta.
Y eran sus piernas de seda.
Y eran sus plantas menudas.
-Tan menudas que en mi mano
cupieron una por una-.
Zapatos de Cenicienta,
cómo brillaban sus uñas.

No me la mostréis vestida
que yo la tuve desnuda.
 

Te sugiero seguir leyendo...

¿Te gusta este poema?

Poemas relacionados

  • Autor:
  • Editor: Mundo Poetico
  • Fecha:2015-10-15
  • Categorias: Principal / Angel Montoya / Prosa / Poesia / Verso / Poesia de Amor / Enamorados
  • Autor:
  • Editor: Mundo Poetico
  • Fecha:2015-10-15
  • Categorias: Principal / Prosa / Poesia / Poesia de Amor / Enamorados / Angel Montoya
  • Autor:
  • Editor: Mundo Poetico
  • Fecha:2015-10-15
  • Categorias: Principal / Angel Montoya / Prosa / Poesia / Enamorados / Poema De Vida

Información

Usuarios que no esten registrados no pueden dejar comentarios, te invitamos a que te registre!