• Me Gusta
  • 1

Amor

Desde la agitación
no es un cuerpo que seduce a otro
es más
es la piel que se impregna de otra, con su belleza
de montes, ríos y un faro, que vigila desde el horizonte.
Desde esa inquietud todo fluye.
Se estremecen los músculos
y la lengua se despoja de toda confusión. Arrastra
en su sabor todas las sales y cual dispersión
de mariposas monarcas
en busca del tibio santuario, se enrosca
entre el ardor de la sangre y la caricia profunda.
El estallido marca un tiempo, una pausa
algo más que un descanso de los labios.

No se vigilan los contornos con la avidez acostumbrada.

Las manos, con un gesto casi tímido, hablan
buscan de la boca un murmullo, una palabra
algo así, como un riesgo de vida.
 
Foto: Victor Delfin - El beso

Etiquetas: Amor, Tatiana Aguilera
Comentarios
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página