Marcadores A Los Criticos Catolicos

A menudo un poeta se acusa y se calumnia,
exagera, por amor, su propio desamor,
exagera, para castigarse, su propia ingenuidad,
es puritano y tierno, duro y alejandrino.
Es incluso demasiado agudo en los análisis de los signos
de las herencias, de las supervivencias:
tiene también un pudor excesivo en concederles
algo a la razón y a la esperanza.
Pues bien, ¡ay de él! ¡No hay un instante
de vacilación: basta con mencionarlo! 

Pintura: "Melancolía hermética" (1919), Giorgio de Chirico.

шаблоны для dle 11.2

InformaciónUsuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página