Marcadores Indolencia

Indolencia


Indolencia


 

A pesar de mí misma te amo; eres tan vano 
como hermoso, y me dice, vigilante, el orgullo: 
«¿Para esto elegías? Gusto bajo es el tuyo; 
no te vendas a nada, ni a un perfil de romano» 

Y me dicta el deseo, tenebroso y pagano, 
de abrirte un ancho tajo por donde tu murmullo 
vital fuera colado... Sólo muerto mi arrullo 
más dulce te envolviera, buscando boca y mano. 

?¿Salomé rediviva? ?Son más pobres mis gestos. 
Ya para cosas trágicas malos tiempos son éstos. 
Yo soy la que incompleta vive siempre su vida. 

Pues no pierde su línea por una fiesta griega 
y al acaso indeciso, ondulante, se pliega 
con los ojos lejanos y el alma distraída.


Autor del poema: Alfonsina Storni

шаблоны для dle 11.2

InformaciónUsuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página