» » LLevo toda la eternidad cuidando al hombre, del hombre.

Marcadores LLevo toda la eternidad cuidando al hombre, del hombre.

LLevo toda la eternidad cuidando al hombre, del hombre.

LLevo toda la eternidad cuidando al hombre, del hombre.

He pasado mi inmortal vida, desterrando la avaricia y la codicia convertidas en depredadoras furtivas.

He combatido al lado de Dios, enfrentada al diablo y sus intenciones de conquista.
He visto crecer a la humanidad, convirtiendo sueños en realidades. Pero también verdades en mentiras, y mentiras en parte de su historia.

Amo lo que soy, pero ya no tanto lo que represento. Con el paso de los siglos, mis ojos han observado con tristeza, como ya no es la religión la que guía al hombre, sino el frío ego mortal quien manipula las palabras de Dios.

Como los niños viven en un mundo cada vez más inseguro y muy alejados de la inocencia, residiendos algunos en tierras prohibidas de nombres vertederos. Como mueren de hambre mientras unos pocos, sacian sus ojos con propiedades y riquezas.

¿A quien defiendo y por qué?

Me pregunto ahora cual es la razón de mi inmortal misión.

Que ha sido del modesto humano que pensando y anhelando, descubrió el fuego y evitó pandemias.

Siglo tras siglo algo en mi muere.

Quizás sea la fe o la conciencia, de ayudar al humano y su futuro.

Quizás sean las ganas de ya no vivir enfrentada al diablo, reconociendo, que somos dos caras de una misma moneda.

O tal vez, que la pobreza no es un demonio, sino una realidad impuesta por la supremacía humana que no respeta ni sexo ni edad.

Siglo tras siglo, vivo condenada a sufrir en silencio, el desvariado sentido de proteger una raza de sus propias debilidades.

La daga pensante
шаблоны для dle 11.2

InformaciónUsuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página